EXÁMENES ESPECIALES:

TOMOGRAFÍA DE COHERENCIA ÓPTICA (O.C.T)

¿Que es la Tomografia de coherencia óptica o comúnmente conocida como OCT?

Es una técnica de diagnóstico, control y seguimiento, que nos permite el estudio de cortes histológicos de la retina “en vivo”.

La OCT es una prueba que no es molesta para el paciente, no requiere contacto con el ojo, es rápida y carece de efectos secundarios por lo que ha desbancado en la mayoría de los casos a otras pruebas diagnósticas como la AFG (Angiografía Fluorisceinica) que necesitan de la inyección de un colorante intravenoso. (AFG sigue siendo necesaria en algunas ocasiones)

La Tomografia de Coherencia Óptica (OCT) ha supuesto un gran avance en el estudio del polo posterior del ojo (mácula, retina y vítreo), siendo de gran utilidad en el diagnóstico y abordaje quirúrgico de las diferentes patologías de la retina.

Gracias a esta prueba podemos analizar la retina posterior, la mácula, la papila y las relaciones que tienen con el vítreo y la coroides; permitiendo al oftalmólogo hacer un seguimiento de las patologías vitreoretinianas, de la mácula, del glaucoma y de las enfermedades del nervio óptico.

RESUMEN: Sirve para evaluar las fibras nerviosas y retina del ojo permitiendo diagnosticar a tiempo enfermedades como el Glaucoma.

RETINOGRAFÍA

¿Qué es la RETINOGRAFÍA?

Es una prueba diagnóstica que nos permite a los oftalmólogos obtener una imagen de la retina o del fondo del ojo.

Se trata de una prueba rápida, eficaz, segura, sencilla, muy útil y muy cómoda. La única molestia para el paciente es que hay que dilatar la pupila mediante gotas, para conseguir imágenes con una buena calidad.

La RETINA es el tejido que tapiza al ojo por dentro; es sensible a la luz y su función es recoger las imágenes que proceden del exterior para transmitirlas al cerebro a través del nervio óptico. Es importante una buena salud de la retina, para tener buena visión.

Cuando nos ‘asomamos al fondo del ojo’ nos vamos a encontrar en el ojo 4 estructuras importantes:

  1. El propio tejido de la retina que es la parte de la retina que le da el color rojo-anaranjado.
  2. La mácula que es la zona central y la más importante de la retina porque se encarga de la visión del detalle, de la alta precisión.
  3.  La cabeza del nervio óptico
  4. La circulación o vasos que alimentan la retina.

Con la retinografia se pueden estudiar muchas enfermedades que afectan a la retina, como por ejemplo:

– Las que afectan al propio tejido retiniano como la degeneración que aparece en los miopes o los nevus. – Las enfermedades que afectan a la mácula, como degeneración macular asociada a la edad (DMAE), inflamación o cicatrices. – Las que afectan al nervio óptico como el Glaucoma. – Las que afectan a la circulación de la retina como las Trombosis o la Retinopatía Diabética.

*RESUMEN: Fotografía del nervio Óptico y Retina con lo cual se descartan enfermedades como glaucoma y Retinopatía Diabética.

ANGIOGRAFÍA

¿Qué es Angiografía ocular?

La angiografía ocular es una prueba diagnóstica que sirve para estudiar el sistema vascular de la retina y la coroides. El sistema vascular del ojo está compuesto por venas y arterias. La principal arteria de la retina accede a ella a través de una zona llamada papila, situada en la parte posterior del globo ocular. Una vez en la retina, esta arteria se divide en dos ramas, la nasar, que es la mitad que se ramifica en dirección a la nariz, y la temporal, que crece en sentido opuesto. Cada una de estas arterias están acompañadas de sus correspondientes venas.

El sistema vascular del ojo no se puede observar a simple vista, por lo que el estudio se realiza de la siguiente manera:

  • En primer lugar, se dilata la pupila mediante gotas oftálmicas y se toman unas fotografías preliminares del interior del ojo.
  • A continuación, se inyecta al paciente un contraste de fluoresceína en el brazo. La fluoresceína es una sustancia colorante orgánica que tiene propiedades fluorescentes que facilitan el registro fotográfico mediante una cámara especial, llamada angiógrafo.
  • La sustancia alcanza la retina en unos 10-15 minutos y, a partir de ese momento, los oftalmólogos toman varias fotografías de la red vascular del ojo, conforme los vasos se van llenando. Se pueden tomar fotografías durante aproximadamente 20 minutos desde que se inyecta el contraste.
  • El resultado final es un mapa completo y detallado del sistema vascular del ojo.
  • Durante el paso del contraste algunos pacientes experimentan sensación de calor o leves nauseas, pero los síntomas son leves. Tras la prueba, las pupilas se mantendrán dilatadas por un periodo aproximado de 24 horas. Por efecto de la fluoresceína la orina puede adquirir un color amarillo intenso hasta que se elimine. Esta sustancia también podría influir en los resultados de pruebas de sangre y orina durante tres o cuatro días.
  • La prueba está contraindicada para personas alérgicas a la fluoresceína y para mujeres embarazadas.

¿Con qué fin se realiza la angiografía ocular?

La angiografía ocular es una prueba diagnóstica muy útil para la detección de muchas patologías oculares. Cuando en una revisión rutinaria un oftalmólogo sospecha de alguna anormalidad en el fondo del ojo, necesitará una exploración en mayor profundidad que le permita verificar si hay una lesión. Aunque existen otras técnicas para estudio de la retina que han hecho que disminuya el número de angiografías oculares, ésta sigue siendo una prueba muy habitual y eficiente.

La Degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una de las enfermedades que se pueden detectar con esta prueba diagnóstica. La DMAE es la principal causa de pérdida severa de visión central en uno o ambos ojos en personas mayores de 50 años. Su detección y clasificación (hay varios tipos) gracias a al angiografía ocular permite determinar el tratamiento más adecuado para cada caso.

Otra enfermedad que causa daños en los vasos sanguíneos de la retina es la diabetes. La diabetes afecta a algunos pacientes desde muy jóvenes y el seguimiento angiográfico de su efecto en el sistema vascular del ojo permite una pronta intervención con láser que evitaría la pérdida de visión debida a la retinopatía diabética.

La angiografía de retina también es útil para diagnosticar enfermedades como  la enfermedad venosa oclusiva, inflamaciones o tumores retinianos.

*Resumen: Procedimiento para el estudio de la vascularización de la retina útil en enfermedades como la retinopatía diabética.

BIOMETRIA

La Biometría es una prueba diagnóstica que nos permite obtener el tamaño (medidas) del globo ocular.

Gracias a esta prueba de diagnóstico podemos conocer los siguientes parámetros:

  • Longitud Axial del globo ocular,
  • Tamaño de cámara anterior,
  • Queratometría,
  • Tamaño del blanco-blanco.

Todas estas medidas nos ayudan a conocer las características propias del ojo y conocer sus parámetros fundamentales.

La información obtenida en esta prueba diagnóstica es básica para el cálculo de la lente intraoculaque se implanta en las técnicas quirúrgicas que lo precisan como son la operación de catarata con implante de lente intraocular o la cirugía refractiva con implante de lentes faquicas para alta miopía.

La medida que se realiza con este tipo de biómetro consiste en la realización de unas series de fotografías, en las que se requiere la colaboración del paciente manteniendo la posición adecuada y la mirada dirigida  a las luces indicadas por el observador.

En el caso que existan opacidades muy densas y no se pueda realizar la medida  se recurre al biómetro de contacto el cual para realizar la medida es necesaria instilar anestésico ya que al realizar la medida el cabezal del biómetro debe contactar con la córnea.

*Resumen: Instrumento para calcular el tipo de lente a implantar.

VISIÓMETRO

El visiómetro permite evaluar en forma monocular y binocular la agudeza visual tanto de cerca como de lejos, la capacidad de percepción del color, la capacidad para ver en profundidad y el estado de alineación de los músculos extraoculares.

Como ventaja enorme sobre cualquier otro sistema para medir la agudeza visual es que se encuentra verdaderamente estandarizado, con sistemas de iluminación y constantes y con un control exacto de la distancia de evaluación.  Cuando medimos la visión con otras técnicas nos arriesgamos a que las condiciones de iluminación no permitan evaluar de manera reproducible la visión, y tampoco podemos controlar el grado de acercamiento del paciente para la lectura.

* Resumen: Instrumento stereoptico diseñado para mediciones rápidas y sencillas de la calidad visual.

YAG LÁSER

El uso del láser en la cirugía ocular permite el tratamiento de muchas patologías causando apenas riesgo de infección y dolor a los pacientes. De forma ambulatoria, al mismo tiempo que el paciente puede volver a hacer vida normal en poco tiempo.Actualmente el láser se emplea en el tratamiento de múltiples enfermedades oculares como el glaucoma, cataratas, retinopatía diabética, así como en la corrección de defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo). Existen diferentes tipos de láser como el Láser fotocoagulador, el láser excimer y el láser ionizante Neodimio YAG.

El láser Neodimio-YAG es un láser que inició su carrera en el ámbito militar, donde se emplea para la destrucción de misiles por su capacidad de enfoque selectivo. Es un tipo de láser basado en la fotodisrupción (ruptura o corte) de tejidos. Permite usos e indicaciones muy precisas. La alta potencia de este láser hace posible ionizar puntos pequeñísimos de tejido hasta romper sus átomos y convertirlo en plasma, (libera mucha energía en muy poco tiempo sin dañar al tejido contiguo) para lo que de láser es cuidadosamente enfocado sobre la estructura que se quiere perforar dentro del ojo, actuando como un bisturí a distancia. Es especialmente útil para perforar la cápsula del cristalino cuando ésta se opacifica tras la cirugía de la catarata dando lugar a la catarata secundaria o perforar el iris para curar y prevenir el glaucoma por cierre angular (glaucoma agudo de ángulo cerrado).

Usos del láser YAG

Es especialmente interesante su uso en oftalmología, ya que el ojo tiene estructuras transparentes que permiten aplicar el láser en su interior sin necesidad de cirugía. Así, entre sus principales aplicaciones oftalmológicas están:

  • Catarata secundaria, rompe la cápsula posterior del cristalino para no volver a tener los medios transparentes y mejorar así la visión (patología más frecuente de uso del laser YAG)
  • Cámara anterior estrecha con o sin hipertensión ocular, perfora el iris de manera que se comuniquen la cámara posterior del ojo con la anterior, evitando el riesgo del bloqueo angular agudo.
  • Romper sinequias (adherencias) del vítreo, evitando tracciones del vítreo que pueden provocar tracciones de la retina.

Realmente el láser Yag es tan exacto como un bisturí de precisión a distancia. Soluciona fácil y rápidamente problemas que de otro modo precisarían de cirugía tradicional y conllevarían un riesgo mucho mayor de complicaciones.

FOTOCOAGULACIÓN 

¿En qué consiste la fotocoagulación con láser y cuáles son sus indicaciones?

Es una técnica terapéutica consistente en realizar una pequeña quemadura en la retina que de lugar a una cicatriz capaz de:

  • Detener el desarrollo de un desprendimiento de la retina
  • Sellar la filtración de los vasos sanguíneos o tejidos anormales y reducir, en la medida de lo posible, la formación de nuevos vasos anormales y promover la absorción de líquido
  • En el caso del tratamiento del glaucoma, facilitar la salida del humor acuoso y disminuir los niveles de presión ocular

¿Cómo se realiza la fotocoagulación con láser?

La intervención se lleva a cabo con colirio anestésico.

El rayo láser se dirige con suma precisión a la zona afectada, para evitar producir quemaduras en otras zonas colindantes.En función de la gravedad del problema a tratar, se puede tardar unos minutos o unas horas en conseguir el objetivo propuesto.Inicialmente, se produce un deslumbramiento, debido a la brillantez del rayo láser. Este efecto puede durar una media hora.

Después del tratamiento, la visión disminuye un poco, llegando a recuperarse entre dos y seis semanas después. La mejora de la visión obtenida tras este periodo, depende del problema a tratar, de la capacidad de respuesta del ojo y de la afectación de partida. En casos en los que la retina ya estuviese dañada, el tratamiento detendrá el avance de la enfermedad, en la medida de lo posible.

Excepto en el caso de la panfotocoagulación, en la que se trata toda la retina (en casos de retinopatía diabética avanzada y proliferativa, y otras enfermedades vasculares anormales), la intervención no suele producir dolor. En los casos citados, se inyecta una solución anestésica para prevenir el dolor. En estos casos, además, suele ser necesario más de un tratamiento para corregir el problema tratado.

Exámenes previos

Antes del tratamiento es necesaria una revisión ocular completa que incluya una angiografía fluorescénica y, en ocasiones una  Tomografía de Coherencia Óptica Retiniana  (OCT).

Posibles complicaciones

Todo procedimiento implica unos riesgos. En el caso de la fotocoagulación con láser, puede ocurrir que el tratamiento sea inefectivo o insuficiente o que, el rayo láser cause alguna hemorragia o dañe otras estructuras como la mácula, al producir una cicatriz excesiva.

PAQUIMETRÍA

¿Qué es la PAQUIMETRÍA?

La paquimetría es un examen indoloro que permite medir el grosor de la córnea. El paquímetro es una sonda que se coloca suavemente en la parte frontal del ojo (la córnea) y mide su espesor. La paquimetría puede ayudar a su diagnóstico, ya que el espesor corneal puede  influir en las lecturas de su presión ocular. Con esta medida, el médico puede comprender mejor su lectura de la presión intraocular y desarrollar un plan de tratamiento que sea adecuado para usted. El procedimiento solo toma un minuto para medir ambos ojos.

Consiste en la técnica de medición del grosor de la córnea en distintos puntos de la superficie de la misma. La paquimetría puede ser ultrasónica, que requiere de contacto entre la sonda de medición y la córnea, y que se basa en el mismo fundamento que la biometría ultrasónica. También existen técnicas de biometría óptica, en las que mediante el uso de un haz de luz se mide la distancia entre los reflejos provocados en las superficies anterior y posterior de la córnea.

La paquimetría corneal resulta fundamental en la valoración del grado de hidratación de la córnea y en el diagnóstico y cuantificción del edema corneal. Asismismo resulta esencial en la valoración preoperatoria de la cirugía que requiere adelgazar o implantar cuerpos artificales en el interior de la córnea, tales como la cirugía refractiva corneal, el implante de segmentos intracorneales, etc.

¿En qué consiste?

El campo visual o campimetría es una prueba no invasiva de exploración funcional de la sensibilidad de su campo visual. Es fundamental en el glaucoma, dado que la pérdida progresiva de fibras nerviosas del nervio óptico tiene como consecuencia la pérdida de ciertas áreas del campo visual. También es de uso imprescindible en muchas enfermedades neurooftalmológicas.

La función de la exploración del campo visual es descubrir estas áreas ¨ciegas¨, localizarlas  y medir su extensión. En glaucoma, la afectación del campo visual suele empezar por el campo periférico nasal y en la mayoría los casos de glaucoma incipiente o moderado, es prácticamente imposible que el paciente se dé cuenta de la aparición del área ciega sin realizar la campimetría computerizada.

¿Cómo son los equipos de Campimetría de ICO?

En ICO disponemos de campimetría Humphrey, tecnología utilizada en la mayoría de los ensayos clínicos de glaucoma y contamos con un equipo de técnicos de la Unidad de Optometría muy experimentados, que le ayudarán a superar las posibles pequeñas dificultades técnicas y dudas que puedan surgir durante la prueba.  La campimetría se puede realizar con estímulos de diferentes tamaños, en función de la gravedad del glaucoma.

¿Cómo se realiza la prueba del Campo Visual? 

En una habitación con poca luz ambiental, sentado y con una duración de 5-8 minutos por cada ojo examinado.

Se tapa un ojo y antes de empezar la prueba, el técnico le pedirá que mire fijamente unas luces centrales de color naranja. Al hacer esto, el aparato toma la referencia de su mirada central y la fijación, que deberá mantener durante toda la prueba. En la  pantalla aparecerán varios puntos luminosos como pequeños relámpagos o flashes, en diferentes áreas y con diferente intensidad y usted deberá presionar un pulsador cada vez que la luz relampaguea. Es muy importante no ¨buscar¨ las luces, sino percibirlas con la visión lateral. Si Usted aparta la mirada de los cuatro puntos centrales y ¨busca¨ los flashes, la prueba estará midiendo su visión central, en vez de su visión periférica.

Es normal ¨perder¨ algunos flashes, por no tener tiempo para presionar el botón, especialmente cuando la intensidad del estimulo luminoso ha sido muy tenue y usted se ha quedado con la duda de si ¨la vio o no la vio¨. No se preocupe! El programa computarizado repetirá el estimulo más tarde en la misma localización.

Al terminar la prueba, el software presenta un mapa de la sensibilidad en los puntos explorados del campo visual, pero también adjunta un análisis de ¨cómo el paciente ha realizado la prueba¨: falsos negativos, falsos positivos y perdidas de fijación.

Si su oftalmólogo considera que la prueba es de baja fiabilidad, los resultados no serán concluyentes y tendrá que repetir la prueba con más atención otro día.

¿Cual es la utilidad clínica da la Campimetría?

La exploración del campo visual es fundamental en glaucoma, tanto para el diagnostico diferencial con otras enfermedades oculares o cerebrales como para el seguimiento del glaucoma.

La Sociedad Europea de Glaucoma recomienda realizar por lo menos 5 exploraciones fiables en los primeros 2 años después del Diagnóstico de glaucoma, para descartar que se trate de una glaucoma muy agresivo. (áreas ¨ciegas¨ con avance muy rápido o amenaza para el campo visual central).

El campo visual es importante para valorar la presión ideal para cada ojo en particular, Si el defecto en el campo visual se mantiene estable en tiempo quiere decir que la presión intraocular es la correcta para su ojo. Cuando hay un empeoramiento en el campo visual, en general se repite la prueba para asegurar que es un empeoramiento real y no sólo una Fluctuación.

¿La campimetría es una prueba Objetiva?

No. La campimetría es una prueba relativamente subjetiva y algunos días el resultado puede ser algo mejor o algo peor en función del estado anímico, la atención o simplemente la sensibilidad de la retina. Si el campo visual muestra un real empeoramiento, generalmente se pasa al siguiente escalón de tratamiento, aumentando la medicación (para bajar aun más la presión intraocular) o pasando del tratamiento médico al tratamiento quirúrgico.

RESUMEN: El estudio de la visión en las zonas que vemos sin mirar directamente.